Antes de su encuentro con Merkel, el Presidente había recibido ayer el apoyo de importantes empresas alemanas, entre ellas el gigante automotor Volkswagen, que ratificó inversiones por 800 millones de dólares en sus plantas de Buenos Aires y Córdoba, durante una visita del mandatario a la sede tecnológica de la compañía en Berlín.
Además del respaldo empresarial de Volkswagen, Fernández también cosechó el apoyo de Siemens y una docena de directivos de empresas alemanas con inversiones en el país, ante los cuales hizo un diagnóstico de la crisis de endeudamiento que atraviesa el país.

En el caso de Siemens, los directivos de la empresa expresaron su interés en entrar en proyectos del yacimiento Vaca Muerta, y también en relación con la producción baterías de litio, al ser grandes consumidores de este mineral.
'Somos un paciente en terapia intensiva', explicó el mandatario, con franqueza, a una docena de empresarios alemanes con los que desayunó en el hotel Regents de Berlín, y a quienes explicó la situación de elevado déficit, inflación y endeudamiento récord que recibió del Gobierno de Mauricio Macri.

ALBERTO EN ALEMANIA.jpg El presidente <strong><a href=Alberto Fernández mantuvo un encuentro esta tarde en Berlín, Alemania, con altos ejecutivos del Grupo Volkswagen.' id='7409354-Libre-972099417_embed'/>

El presidente Alberto Fernández mantuvo un encuentro esta tarde en Berlín, Alemania, con altos ejecutivos del Grupo Volkswagen.

Foto: Presidencia

El Presidente, tal como aseguró más tarde en su declaración conjunta con Merkel, repasó con los empresarios 'los inconvenientes y alternativas', como el problema del cepo, es decir, la imposibilidad de las empresas de remitir utilidades al exterior.
En ese sentido, Fernández se comprometió a flexibilizar la medida para los inversores en Vaca Muerta, entre los que se encuentra una de las empresas que participó de las reuniones, Wintershall.

Entre las empresas que aportaron directivos al desayuno con el Presidente se contaron Hamburg Sud, Siemens AG, Smart Infraestructure, Grupo Hydro (Voith), DB.
Ingeniería y Consultoría y Lindal Group, entre otras firmas.
Al término del desayuno, del lado de las empresas los comentarios de los participantes fueron en una línea de apoyo y optimismo.
'Fue una reunión muy franca.
Hablamos sobre la situación financiera y fiscal.
Estoy convencido en un 90% de que la economía mejorará', dijo Andreas Wegerif, managing director de DB Ingeniería y Consultoría.
'Estamos discutiendo inversiones, pero va a depender de la evolución de la economía', añadió el empresario.

'Mi empresa es como una familia, tengo 200 empleados y quiero seguir invirtiendo en Argentina.
Pero también pensamos en expandirnos en Brasil, y ahora hay que esperar a que se superen las dificultades', apuntó Philp Brand, CEO de Lindal Group, quien también confía en la recuperación de la economía argentina.
Por la tarde, Fernández fue recibido en el Forum Drive de Volkswagen por Andreas Tostmann, CEO de la marca, producción y logística, quien lo acompañó en un recorrido por el edificio que funciona como sede de innovación tecnológica de la empresa automotriz.

Fernández, junto a parte de la delegación oficial, firmó el libro de visitas, y también subió a un prototipo de auto eléctrico, el ID.3, que saldrá al mercado en Alemania en junio de 2020.
'Feliz de visitar esta empresa que desde hace tanto tiempo aporta tecnología y desarrollo automotriz en nuestra amada Argentina.
Sinceramente, Alberto', escribió el mandatario en su dedicatoria hacia los directivos de Volkswagen.

'Para Volkswagen es muy importante continuar desarrollando y modernizando nuestras plantas en el mundo.
Con los nuevos proyectos destinados para Argentina ratificamos nuestro compromiso y la permanencia de la marca en el país', dijo Tostmann, según un comunicado de la compañía.
'Argentina es un pilar fundamental para Volkswagen América Latina.
Nuestro objetivo es fortalecer la marca en la región generando una base financiera sólida y alcanzando una mayor participación de mercado y rentabilidad', señaló, por su parte, Pablo Di Si, el CEO al frente de la región.

Fuente: Ambito >> lea el artículo original