China está haciendo uso de drones con altavoces para patrullar por las calles en medio del brote coronavirus que se originó en Wuhan en diciembre y que ya deja 425 muertos.

Los drones se encargan de avisar a los ciudadanos que deben cumplir con la cuarentena, por lo que les gritan que se queden en casa o que no salgan a la calle sin mascarillas.

En uno de los vídeos se muestra como un dron reprocha a una anciana que camina sin máscara y le dice: 'Será mejor que usted vuelva a casa y no se olvide de lavarse las manos' además de decirle que 'quedarse en casa es contribuir a la sociedad', mientras se ve a la mujer ir apresuradamente hacia su casa.