MOSCÚ/DOHA (Sputnik) — Los Emiratos Árabes Unidos (EAU), Arabia Saudí, Bahréin y Kuwait condenaron la operación militar de Turquía en el norte de Siria.

De esta manera, el Ministerio de Exteriores de los EAU, citado por la agencia local WAM, destacó que 'esa agresión representa un grave desarrollo (de la situación) y un ataque flagrante a la soberanía del Estado árabe hermano en violación del derecho internacional con injerencia en los asuntos árabes'.

El Punto© Sputnik / Turquía inicia la operación Fuente de Paz en Siria ante el desacuerdo de Occidente y RusiaAdvirtió sobre las consecuencias peligrosas de la agresión a la unidad y la integridad territorial de Siria.

Arabia Saudí también calificó la operación turca de una 'agresión' que viola la independencia y la soberanía de Siria, según una fuente en la Cancillería del país, citada por la agencia SPA.

La fuente expresó su preocupación por la operación de Ankara que amenaza a la seguridad y la paz en la región y socava los esfuerzos internacionales en la lucha contra Daesh (autodenominado Estado Islámico, proscrito en Rusia y otros países).

El Ministerio de Exteriores de Bahréin condenó también las acciones de Ankara en el norte de Siria al indicar que es 'una violación inadmisible de las normas del derecho internacional'.

Además, Kuwait tachó la ofensiva turca de 'una amenaza directa a la seguridad y la estabilidad en la región'.

La operación militar turca en <strong><a href=Siria' title='La operación militar turca en Siria'>© AP Photo / Lefteris PitarakisLas Fuerzas kurdas prometen una dura resistencia a las tropas turcasUna fuente de la Cancillería local, citada por la agencia de noticias KUNA, declaró que 'un aumento de tensiones militar corre riesgo de socavar la posibilidad de una solución política buscada por la comunidad internacional después de un avance tangible alcanzado en la búsqueda de la paz en Siria'.

Al subrayar la necesidad de entender las aspiraciones del pueblo sirio y preservar la soberanía y la integridad territorial de este país, la fuente llamó a todas las partes interesadas a mostrar contención y evitar opciones militares.

Este miércoles, el presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, anunció el inicio de la operación Fuente de Paz, en el noreste de Siria, que tiene por objetivo 'neutralizar las amenazas terroristas contra Turquía y llevar a que se establezca una zona segura que contribuya al retorno de los refugiados sirios a sus hogares'.

La operación está dirigida contra las fuerzas del Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK, terroristas para Turquía) y las milicias kurdo-sirias a las que Ankara vincula con el PKK y que dominan el noreste sirio.

El Senado de EEUUCC BY 2.0 / Phil Roeder / United States CapitolSenadores proponen confiscar activos de Erdogan y sus ministros en EEUU por operación en SiriaLas fuerzas turcas ya atacaron las localidades de Ras al Ain, Al Darbasia, Al Malikiya y Qamishli en la gobernación de Hasaka, así como los poblados de Tel Abiad y Ain Issa en la gobernación de Al Raqa.

Estados Unidos, el principal aliado de las milicias kurdas en Siria, ya dejó claro que no apoyará la intervención de Turquía, y no se implicará en esa operación ni mantendrá sus fuerzas en el área.

Damasco no reconoce la autonomía kurda en el noreste de Siria, que controla los territorios al este del río Éufrates, ni su ala militar, las Fuerzas Democráticas Sirias (FDS).

Además, el Ministerio de Exteriores sirio expresó su protesta en contra de la operación turca, denunciando que viola la integridad territorial de Siria y el derecho internacional.

A la vez responsabilizó de la situación a varios grupos kurdos que 'apostaron por el proyecto estadounidense'.

Fuente: Sputnik >> lea el artículo original