A primera vista, los síntomas del nuevo coronavirus, el conocido como 2019-nCov, podrían parecerse a los de una gripe convencional. Acá les mostramos algunas de las señales que podrían llevarnos a concluir que estamos padeciendo sus efectos.

Síntomas típicos del coronavirus

  • Fiebre
  • Tos seca
  • Dificultad respiratoria
  • Dolores musculares
  • Cansancio/Abatimiento
  • Síntomas menos frecuentes:  Expectoración, dolor de cabeza, tos con sangre, diarrea

Síntomas NO típicos del nuevo coronavirus

  • Goteo nasal
  • Dolor de garganta

Tanto el moqueo como el dolor de garganta son molestias típicas de las infecciones de las vías respiratorias altas. Es decir, si su nariz gotea y está estornudando con frecuencia, usted tiene seguramente un catarro o una gripe normal. El nuevo virus ataca las vías respiratorias bajas, por lo que los infectados desarrollan tos seca, dificultad respiratoria y/o neumonía, pero no dolor de garganta.

Síntomas que podrían aparecer, pero no tienen por qué hacerlo

En numerosos casos, las personas que han contraído el nuevo coronavirus no sufren ningún síntoma o la enfermedad se manifiesta de forma suave. Según el Instituto Robert Koch, el período de incubación puede extenderse hasta 14 días. 

Si no se siente seguro o si tiene miedo, acuda a su doctor. En la consulta se le tomará una muestra de su esputo, que será enviada al laboratorio para su análisis. Es la única manera de conocer con certeza si usted está infectado por el nuevo coronavirus.

China Frau mit Schutzmaske im Bahnhof von Peking

Las mascarillas no son muy útiles: los virus no vuelan, se transmiten mediante los fluidos.

¿Las mascarillas sirven de algo contra el contagio?

No, los virus no vuelan. Los coronavirus actuales se contagian a través de las secreciones corporales de una persona infectada. Lo mejor es guardar las distancias y lavarse cuidadosamente las manos con frecuencia. Utilice jabón y séquelas con papel de un solo uso.  

¿Gripe o resfriado? Estas son las pequeñas diferencias

Incluso los médicos tienen dificultades a veces para distinguir entre una 'gripe normal' y un 'catarro sencillo'. En este último caso, en primer lugar duele la garganta, la nariz moquea y después empieza la tos. Durante varios días persiste el dolor de garganta, el goteo nasal y la tos productiva y también seca. La temperatura corporal puede elevarse algo, la cabeza zumba y uno se siente cansado.

Ver el video 02:09

Compartir

China intenta contener la expansión del coronavirus

Enviar Facebook Twitter google+ Whatsapp Tumblr Meneame Digg linkedin Sonico Newsvine

Enlace permanente https://p.dw.com/p/3X9T5

China intenta contener la expansión del coronavirus

Por el contrario, la gripe de verdad se inicia súbitamente. La cabeza y las articulaciones duelen, aparece tos seca y ronquera, dolor de garganta y fiebre hasta 41 grados, a menudo con escalofríos. La persona solo quiere estar tumbada en la cama, no tiene hambre y podría pasarse horas durmiendo. El catarro normal se pasa en pocos días. Después de una semana, los síntomas han desaparecido. Una gripe de verdad necesita más tiempo, por lo general suele dejar al paciente fuera de juego una semana y a veces pueden pasar hasta varias semanas hasta la curación total.

En Alemania, la recomendación es vacunarse anualmente contra la gripe para todas aquellas personas que tienen mayor riesgo de enfermarse gravemente. Aquí se incluyen las personas mayores de 60 años, enfermos crónicos de cualquier edad, mujeres embarazadas, así como las personas que viven en residencias para la tercera edad o en centros de atención de salud. Pero en realidad todas las personas que tienen contacto frecuente con otra gente deben protegerse.

¿Cuándo debemos tomar antibióticos?

La mayoría de catarros y gripes son causadas por virus, por lo que no tiene sentido tomar antibióticos en ese caso. Los antibióticos matan bacterias o frenan su crecimiento, reforzando el sistema defensivo del propio cuerpo. Entre otras cosas, atacan la pared celular o metabólica de estos microorganismos. La penicilina, por ejemplo, ataca la síntesis de la pared celular de las bacterias. Los patógenos no son capaces de sobrevivir en una pared celular porosa y se destruyen. Pero este proceso solo funciona con bacterias, no con virus.

Los antibióticos tienen sentido cuando las bacterias entran en un cuerpo con un sistema inmunológico débil y proliferan. Así es como surgen las infecciones y los órganos pueden quedar dañados permanentemente de forma parcial. Neumonías, amigdalitis, meningitis y cistitis son causadas por bacterias la mayoría de las veces. En esos casos, es necesario el uso de antibióticos.

(ms/few)

Deutsche Welle es la emisora internacional de Alemania y produce periodismo independiente en 30 idiomas. Síganos en Facebook | Twitter | YouTube |  

  • A family wears masks while walking in the street on January 22, 2020 in Wuhan, Hubei province, China. (Getty Images/Stringer)

    8 escudos efectivos contra el coronavirus

    Peor es nada

    No se ha comprobado que los tapabocas puedan proteger totalmente de una posible infección. Sin embargo, pueden ayudar a impedir que los gérmenes lleguen a nuestro organismo. Más importante es que disuaden a quienes los usan de tocarse la propia nariz o boca. Si uno está enfermo, un tapabocas puede ayudar a no contagiar a los demás.

  • A hospital worker using alcohol based hand disinfectant (picture-alliance/dpa/S. Pilick)

    8 escudos efectivos contra el coronavirus

    Desinféctese las manos

    En su lista de recomendaciones para protegerse de virus, la Organización Mundial de la Salud (OMS) no incluye a los tapabocas. En cambio, la lista siempre está encabezada por la recomendación de mantener las manos limpias. La OMS recomienda desinfectarlas frotándolas en alcohol, como se ve en esta imagen, captada en un hospital.

  • Hände waschen (picture alliance/dpa/C. Klose)

    8 escudos efectivos contra el coronavirus

    Se vale también con agua y jabón

    Si no es posible frotar las manos con alcohol, siempre están más disponibles el agua y el jabón. Pero si se lava las manos así, asegúrese de hacerlo meticulosamente.

  • Husten Niesen Arm Keime (Fotolia/Brenda Carson)

    8 escudos efectivos contra el coronavirus

    Tosa y estornude, ¡pero bien!

    Esto es lo que recomiendan los doctores: cuando tosa y estornude, cúbrase la nariz y la boca con el brazo doblado. Otra opción es usar un pañuelo, pero tírelo de inmediato y proceda a lavarse las manos. ¡No es necesario hacer lo mismo con las camisa o el suéter! Pero lávelos con frecuencia.

  • Symbolbild Husten (picture alliance/empics)

    8 escudos efectivos contra el coronavirus

    ¡Mantenga su distancia!

    Otra recomendación fácil de seguir, pero que podría no funcionar para algunos: ¡evite el contacto con personas que tengan fiebre o que tosan con frecuencia! Si no es posible evitar la cercanía con algún enfermo, tome medidas adicionales para protegerse.

  • Kazakh sanitary-epidemiological service worker uses a thermal scanner to detect travellers from China who may have symptoms possibly connected with the previously unknown coronavirus, at Almaty International Airport, Kazakhstan January 21, 2020. REUTERS/Pavel Mikheyev

    8 escudos efectivos contra el coronavirus

    No lleve la fiebre en la maleta

    Si tiene fiebre, tos y dificultad para respirar, acuda con el médico. Evite lugares públicos en los cuales pudiera contagiar a los demás, y no viaje enfermo. También comunique a su doctor si ha viajado a otros lugares.

  • Hühnchen Markt in Kabul (DW)

    8 escudos efectivos contra el coronavirus

    Evite las fuentes de contagio

    Si visita mercados públicos en algún lugar a donde haya llegado el coronavirus, evite el contacto directo con animales. Esto incluye cualquier superficie que los animales hayan tocado.

  • A meat-market in China (picture-alliance/Ch. Mohr)

    8 escudos efectivos contra el coronavirus

    Todo bien cocido

    Cocine bien la carne. Evite consumir carne cruda o con poca cocción. La carne cruda, la leche u otros órganos de animales deben ser manejados con cuidado para prevenir que, si están contaminados, esparzan dicha contaminación a otros alimentos. Todo ello ayuda a prevenir la propagación de enfermedades infecciosas.

    Autor: Fabian Schmidt


 

DW recomienda

Fuente: DW >> lea el artículo original