La lotería es un juego en el que muchos confían para hacerse millonarios de una manera legal y poder cumplir sus sueños más caros.
Hay otros, no obstante, que también usan la lotería para hacer realidad sus ilusiones, aunque no de la manera más heterodoxa ni legal.

Desde Mirror nos relatan la historia de un hombre que usó la lotería para “hacer legal” dinero que provenía de actividades delictivas.
Aunque, como veréis, las autoridades le descubrieron por usar una excusa tan burda.

Este es el caso de Kashaf Ali Khan, un hombre de origen pakistaní que ha sido condenado a pagar casi medio millón de libras después de que la Agencia Nacional del Crimen británica demostrara que mentía al decir que se había comprado una casa gracias a las ganancias que le había generado haber ganado 123 veces la lotería.

Un estadístico lo desmonta

El protagonista de nuestra historia, de 45 años, compró una casa en la ciudad inglesa de Solihull (cerca de Coventry, Reino Unido) por la que pagó 412.000 libras en efectivo, señalando que el dinero provenía de las 123 veces que, sostenía, había ganado la lotería en su país.

Este tipo de personas facilitan la acción de otros criminales “limpiando el producto de sus crímenes”

No obstante, la Agencia Nacional del Crimen británica empleó a un estadístico para demostrar que estaba mintiendo.
El experto afirmó que haber conseguido ese botín era tan probable como ganar el premio gordo de la Lotería Nacional del Reino Unido durante 40 semanas seguidas.

Khan terminó admitiendo el blanqueo de dinero y ha confesado que usó dinero proveniente de actividades criminales para comprar la casa y que mintió sobre su suerte en la lotería para enmascarar el delito.

Las autoridades británicas le exigen 472.740 libras esterlinas en virtud de la Ley de Procedimientos del Delito, por lo que Khan, para hacer frente al pago de este castigo, ha tenido que vender la citada propiedad en Solihull, que, curiosamente, compró a nombre de su padre, intentando enmascarar aún más la operación.

Actual convicto

El oficial de investigación de la agencia, Phil Houghton, ha señalado que 'Kashaf Ali Khan pensó erróneamente que podía salirse con la suya financiando su estilo de vida por medios criminales” y ha destacado que delincuentes como Khan lo que hacen es facilitar la acción de otros criminales “limpiando el producto de sus crímenes”.

Kashaf Ali Khan tendrá que hacer frente a una multa de casi medio millón de libras

Al parecer, Khan había comprado multitud de boletos premiados de la lotería de Pakistán, que se venden en el mercado negro a precios inflados.
Gracias a ellos, lograba lavar el dinero, suyo y de otras personas, que se obtenía a través de actividades criminales.

Aparte de pagar la casa, Khan había utilizado el dinero que lavaba para hacer frente a anteriores multas y procedimientos judiciales en los que se había visto envuelto.
En ellos se había gastado cerca de 175.000 libras.

De hecho, en la actualidad se encontraba en libertad condicional, después de haber sido condenado, en agosto del año pasado, a 22 meses de prisión por un tribunal de la ciudad de Birmingham.